martes, 4 de marzo de 2014

Sellos antiguos

Hace más de 35 años que colecciono sellos (qué mayor soy ya, Dios mío...) y sigo teniendo la misma aficion que el primer día, cuando comencé a guardarlos en una caja de lata allá por los años 70, en Vélez Rubio. Lo que me falta hoy es tiempo para dedicarme a ellos como yo quisiera.

Esta afición se la conté a uno de mis usuarios de la biblio. Es un señor mayor que se quedó con el cante y, ¿saben qué ha hecho? Ha rebuscado en su casa y me ha traído una bolsita llena de sellos de hace un montón de años. No supe cómo darle las gracias. Algún día, cuando me jubile (jajajajaja), pondré en orden esta colección y esos sellos ocuparán un lugar preferente, por supuesto.

domingo, 16 de febrero de 2014

¡Caramelos de bellota!

Hace unos días tuve que viajar a Madrid (a este paso no tendré nada que envidiar a Marco Polo) y para descansar un poco paré en un bar de carretera. En ese tipo de bares siempre venden de todo: pulseras, carteras de piel, embutidos, navajas... Y la verdad es que entretiene ver tantas cositas mientras cargas las pilas para seguir conduciendo. Pero mira por donde, entre esas cositas me llamó la atención un cartel con un cerdito muy gracioso. Cuando leí el cartel, ¡sorpresa! Anunciaba caramelos de bellota. No soy muy aficionada a las caramelos pero estos me llamaron la atención y como el cartel me resultó tan simpático me compré dos bolsas de caramelos... ¿Y saben ustedes que están muy buenos?


lunes, 27 de enero de 2014

Escuela de los Robinsones

El sábado pasado estuve en Sevilla. Esa ciudad siempre te sorprende y, aunque vayas mil veces, siempre ves cosas nuevas, sobre todo por el centro. Mira por donde me topé con una tienda nueva que han abierto hace poco y en la que venden miles de artículos de los años 50, 60 ó 70. Cuál fue mi sorpresa cuando vi uno de los libros que llevo años buscando, "Escuela de los Robinsones". Casi no me creía que lo pudiera tener en mis manos... Ya no quise ver más cosas de esa tienda tan "nostálgica" para muchos, pero al mismo tiempo entrañable. Pagué rápidamente y me llevé esa joya de la literatura infantil que guardaré como oro en paño...

viernes, 10 de enero de 2014

Teclado diminuto

Los Reyes Magos me han traído varias cosas (se nota que me he portado muy bien, jajaja...). Entre esos regalos, está un teclado para mi ordenador de mesa. Ese teclado es diminuto, pero me encantaba porque ya lo había probado en la biblio y es una maravilla, y no como el que tenía en casa, que era del Pleistoceno y costaba mucho escribir con él. Además, el teclado nuevo me gusta porque no necesita tanto cable como necesitaba el viejo. Con solo una especie de pendrive, este teclado, y su ratón, van sobre ruedas, y sin necesidad de tener más aparatitos (los receptores) repartidos por la mesa. ¡Es como si hubiera estrenado ordenador! Qué buenos Reyes...

miércoles, 1 de enero de 2014

Coches automaticos

Hace solo unos días que mi hermana y mi cuñado se han comprado un coche. Creo haber dicho alguna que otra vez en este, mi blog, que los coches son “mi perdición", sobre todo conducirlos. Pues bien, ayer pude coger ese coche que estaba deseando probar, automático, como muchos ya. La “llave" ya no es llave sino una especie de pastilla rectangular que se introduce en una ranura y sanseacabó. Mi pie izquierdo estaba como aburrido, sin saber dónde apoyarse. Mi mano derecha instintivamente se iba a la palanca de cambio, para nada. Y todo el cuerpo iba en tensión y con miedo de darle el primer golpe como regalo de estreno. Quién iba a decirme a mí que me iba a poner nerviosa con un coche después de casi 28 años con carné ¡y conduciendo! ¿Será la edad? :-) :-)