miércoles, 27 de febrero de 2008

Amanecer y cigüeñas

Al final sí que podré escribir una nueva entrada en el blog, ¡y a la misma hora de todos los días! La chispa de esta mañana son las vistas que tengo desde la ventana (aunque sea la ventana de un hospital). Es preciosa. Se ha visto el amanecer tras los edificios de la parte antigua de Cáceres y las cigüeñas yendo y viniendo a los cientos de nidos que tienen en cada torre. Otro atractivo más de esta ciudad extremeña.

5 comentarios:

Belén dijo...

Buenos días Conchi, espero que la persona que está en el hospital se recupere pronto y podais salir pronto de allí todos.
Estar en el hospital es agotador tanto para el enfermo como para las personas que están con él, no se descansa, no se duerme, solo se vive por ver entrar al médico y que te diga que todo está bien y para casa.
Espero de corazón que todo vaya bien y pronto volvais al bar los Sábados

VALLE dijo...

Hola Conchi.
Te deseo que ese paso por el hospital sea lo más breve posible y que todo vaya muy bien.
Es cierto, como comenta Belén, que estar en el hospital es agotador y bastante deprimente para cualquiera, y si ya de hecho lo es para los que vamos de "visita obligada", me imagino (aunque es difícl imaginarlo) lo que supone para el enfermo.
Yo ya llevo desde el día 3 siendo una asidua "visitante" del hospital y es agotador, y desde ayer, ya no sólo agotador, sino..... (no sé ni cómo decirlo); sólo tengo la esperanza puesta en que esto salga todo bien y que pronto pueda tener de vuelta en casa a mi padre (ahora se encuentra en la UCI de reanimación tras una, muy dura, intervención quirúrgica). ¡Vaya una semana "blanca"!

El hombre invisible dijo...

Vaya, por los comentarios me entero lo del tema del hospital. Espero que pase pronto y felizmente.

En Huesca las cigüeñas ya no se van a pasar los inviernos a tierras más cálidas. Se han vuelto unas vagas de tomo y lomo con pimientos y se quedan tan campantes en los pináculos de la catedral. Da gusto verlas aunque no deja de sentir lástima los días (pocos) en que se nota el frío de verdad.

Un abrazo.

Amaya dijo...

Un saludo a todos desde Lisboa.
Hemos llegado al mediodía y hemos merendado junto a la Torre de Belem los famosos "pasteis de Belem".
Por aquí no se ven cigüeñas.Aunque creo recordar que estas aves son de buen agüero. Así que espero que todos los que estén en el hospital: el padre de Valle y el familiar tuyo tengan una pronta recuperación.

dlch dijo...

HOLA CONCHI:
ACABO DE ABRIR EL CORREO Y ME HA SORPRENDIDO LO DEL HOSPITAL, NO SABÍA QUE ESTUVIERAIS PENDIENTE DE NADA DE ESO...YO AYER TAMBIEN ESTUVE A LO MIO, ASÍ QUE ESTA SEMANA COINCIDIMOS, LA PRÓXIMA SERÁ LA ULTIMA, ESPERO, Y ACABAREMOS CON ESTE ROLLO.
A VER SI ESTA VEZ SE PUBLICA, QUE ME SIENTO RARA AL LEEROS TODOS LOS DIAS Y NO PODER INTERVENIR.UN BESO