jueves, 14 de agosto de 2008

Por fin llegó el día

Ya habrán podido imaginar a qué me refiero con el título de este post. Sí, por fin llegó el día de hoy, el último día de trabajo porque por fin me tomo vacaciones, como todo el mundo. Hasta ahora he visto desfilar a compañeros de trabajo y amigos pero a partir de hoy me toca a mí. Ayer me alegré de que sonase el despertador por un mal sueño y hoy me he vuelto a alegrar porque en cuanto ha sonado lo he desconectado del todo hasta dentro de unas semanas. Ahora sólo pienso en dormir, pasear y leer. En cuanto a mi Chispa de cada mañana, no la abandonaré, por supuesto, pero no creo que escriba todos los días y menos aún tan temprano. También la dejaré descansar...

6 comentarios:

valle dijo...

Desde luego que no hacían falta explicaciones al título de hoy. Te parecerá mentira poder desconectar el despertador y dejar a partir de hoy que la naturaleza sea la que te despierte cada mañana. Me alegro por ti que no tendrás que madrugar en un tiempo. Yo casi no estoy disfrutando de dormir hasta altas horas de la mañana porque, aunque no ponga el despertador, las máquinas de las obras que hay justo enfrente de casa se encargan de romper mi sueño cada día a las siete de la mañana. Hoy me he levantado con los nervios desatados deseando que llegue el día 21 para irme de aquí a ver si puedo disfrutar unos días de silencio matutino, porque si el regresar descansada al trabajo el 1 de septiembre depende de mis horas de sueño en casa, creo que llegaré más estresada de lo que me vine el 31 de julio.
Ya ves que no es necesario tener un mal sueño para levantarse sobresaltada. Yo lo hago cada día desde que comencé mis vacaciones.
Conchi, espero que puedas disfrutar y relajarte en estos días y que, por supuesto no nos abandones del todo. Yo seguiré apareciendo por aquí estos días hasta el jueves que viene que me marche, porque no creo que consiga un ordenador para escribiros unas líneas desde Israel. Pero seguro que no os olvido y estaré deseando regresar para saludaros de nuevo.
Besitos.

Vanesa dijo...

¡Enhorabuena Conchi!
Espero que disfrutes de tus vacaciones y que todo lo que tengas sean buenos sueños seguidos de un agradable despertar. Ya puedes dormir a tus anchas, pasear y leer tranquilamente. Pásalo bien y recarga las pilas.
Un saludo.

Raúl Cremades dijo...

¡Me alegro mucho, Conchi! Todo llega en esta vida, y también esas vacaciones tan deseadas, tan merecidas y tan necesitadas. Que las disfrutes de la mejor manera posible, con sueños o sin ellos, con feria o sin ella, pero siempre con chispa.
Besos.
Raúl.

El hombre invisible dijo...

Descansa Conchi, que te lo mereces.

Yo he regresado esta semana el trabajo y, de momento, lo llevo más o menos bien.

Te envío un abrazo mientras te tomas algo fresquito tumbada a la bartola.

Belén dijo...

Conchi, yo que estoy ya en plenas vacaciones te deseo que las disfrutes y a parte de descansar hagas algo fuera de lo común, aunque tu lo harás en septiembre.

Disfruta de tu feria y si te quiereas pasar por la feria de Málaga ya sabes donde quedarte.
Un besazo.

Belén dijo...

Conchi, yo que estoy ya en plenas vacaciones te deseo que las disfrutes y a parte de descansar hagas algo fuera de lo común, aunque tu lo harás en septiembre.

Disfruta de tu feria y si te quiereas pasar por la feria de Málaga ya sabes donde quedarte.
Un besazo.