viernes, 19 de septiembre de 2008

El café de los viernes

Desde hace unos años, todos los viernes (menos en verano) algunas amigas quedamos para tomar café. Nos conocimos cuando llevábamos a los niños al colegio y cogimos la costumbre de ir los viernes a desayunar juntas. Por supuesto, ya no acompañamos a los niños, pero no hemos abandonado este hábito de quedar para el café y hoy es el primer día que lo haremos desde que dieron las vacaciones. Aunque este reencuentro sea presagio de que llega el invierno, que no me gusta nada, me hace ilusión ver de nuevo a estas amigas y, sobre todo, porque esta reunión significa que ya estamos a viernes...

2 comentarios:

Belén dijo...

Que bueno que llegue el Viernes y porqué no el invierno. Yo estoy deseando que lleguen las lluvias y el frio, remeterme entre las mantas y los abrigos, ponerme las botas y ver llover (lo más seguro porque aqui en Málaga hace poco frio y llueve poco). Así que para mi que te vuelvas a reunir a tomar café con las amigas los viernes me parece genial.
Mi amigas y yo lo que hacíamos antes (ahora ya es más complicado con los niños y los maridos) era reunirnos los viernes en casa de alguna y ver películas, bueno las veiamos poco, comiamos y charlabamos con alguna peli de fondo (siempre caia Pretty Woman, auque fuese solo un ratito). Echo de menos esas reuniones pero ahora hay otras con los niños y también me gustan.
Que tengais buen café.

Amaya dijo...

Buen provecho en vuestro café.
Hay que ver lo que da de sí este aromático elemento. Sirve de excusa perfecta para reuniones, charlas amigables, cotilleos...
En fin, que pese a que llegue el invierno, se inicie el nuevo curso escolar, bajen las temperaturas, se vuelva a la normalidad y a los hábitos cotidianos...estoy segura de que saborearéis ese cafetito de los viernes entre amigas.
Yo seguramente reanudo el cafecito de los domingos con varias de mis vecinas, ya que ahora nuestras reuniones se verán desplazadas de la piscina a algunos de nuestros salones o terrazas ( mientras no haga frío).
Así que bienvenido el café del otoño-invierno. Que todos los disfrutemos. Y al que no le guste que se tome un cola-cao o un té, o cualquier otra infusión.
Se tome lo que se tome,servirá de excusa para la reunión.