miércoles, 28 de enero de 2009

Galletas de mantequilla

No me suelen gustar los dulces, y menos aún los rellenos. Alguna que otra vez me he comprado un donut, que será el único que me llama la atención. Pero las galletas me han gustado siempre. Recuerdo que estudiando en Granada, cada día comprábamos una bolsita de galletas entre las compañeras para comérnoslas en clase. Desde hace un tiempo también me tomo el café de la tarde con una galletita de mantequilla. Hace unos días que se me terminaron y sólo me acordaba de que tenía que comprarlas cuando me tomaba el café. Así que ayer lo anoté en un papelito y fui a comprar mis galletitas de mantequilla. Estoy deseando que llegue la hora del café para poder retomar mi costumbre de saborearlo con la galleta. No parecía lo mismo sin ella estos días atrás...

1 comentario:

Belén dijo...

Me encantan, desde que las probé cuando las vendía en el colegio para el vieje de fin de curso (al que no fuí) me engancharon.
Son deliciosas y se derriten despacio, suavemente por la boca.
Y ese sabor que te deja durante un rato, parece que la estoy saboreando.
Ahora me iba a tomar un té para empezar bien la tarde y se me han antojado las galletas. Lo apuntaré en mi lista de la compra para la próxima vez que vaya y no se me olviden.
Os mando un enlace para prepararlas

http://www.directoalpaladar.com/2006/12/11-galletas-de-mantequilla

Otras que me encantan y no puedo parar hasta que acabo el paquete son las de naranja, esas que son como un bizcochito redondo relleno de naranja y cubiertas de chocolate, ay cómo se llaman....