jueves, 8 de enero de 2009

Se acabaron los días de descanso

Ya se terminaron las vacaciones. Qué pronto se pasa lo bueno como dicen muchos. Aunque haya estado con gripe desde el segundo día de descanso, he aprovechado, sobre todo, para dormir mucho, así que esta mañana ni les cuento lo que me ha costado levantarme, acostumbradita ya a no poner un pie en el suelo antes de las 12. Así que ahora, además de coger el ritmo en el trabajo, no me queda más remedio que empezar hoy a acostarme más tempranito y así poder dormir ocho horas como mínimo para no estar tan agotada después de las vacaciones...

3 comentarios:

Mª. Antonia Moreno dijo...

Bienvenida y que tengas una año fantástico.

qué mala pata lo de tu gripe.

Un beso

Belén dijo...

Hija, que quieres quitarme el puesto en maluras en este 2009 ¿no?
Hombre con el frio que ha hecho por ahí es normal que hayas tenido la gripe, yo me he librado y eso que todo el mundo la ha cogido, mis padres, mi hermano mi marido mis sobrinos, lo mismo este año no me toca resfriarme ni coger la gripe ni nada. Yo he pasado unas vacaciones geniales, no he hecho nada, ni la cama siquiera en dos semanas, no me ha dado tiempo ni ganas así que he descansado del todo. Y ayer me costó un trabajo horrible salir de la cama a las 7:30. Menos mal que Antonio me dio una patadita y me sacó de la cama sino todavía estaría allí.
Supongo que poco a poco nos iremos acostumbrando a la rutina. En fin...
Un saludo

Amaya dijo...

Pues yo también noto hoy el agotamiento del primer día de trabajo.
Cuando el despertador ha sonado a las 6.50 AM pensaba que me moría.
En un primer momento creía que estaba soñando y de repente me percaté de que tenía que ir al colegio y salté de la cama.
El día se me ha hecho largo; menos mal que mañana solo tengo 3 horas: desde las 8.20 hasta las 11.45 pero con un recreo de 20 minutos.
Así que ya estoy pensando en el fin de semana.
Yo he madrugado bastante más que tú durante las vacaciones porque he estado cuidando de mi sobrino Ricardo así que unas veces a las 9.00 y otras veces a las 10.30 solía estar ya en pie y a veces, hasta en la calle viendo juguetes, paseando por el parque o de la ceza a la meca.
Han sido unas vacaciones tranquilas y que me han servido para descansar y estar en compañía de viejos amigos.
Bueno, y desearos de nuevo Feliz Año Nuevo. Que todos vuestros sueños e ilusiones se vean cumplidos en este 2009 que comienza.

Un beso a todos.