lunes, 21 de enero de 2008

Cambiar el chip

Dentro de unos minutos me voy a Badajoz (150 km) a impartir el curso que comenté en una entrada anterior de este blog. Durará cinco días. Anoche mi amigo Raúl me decía que este curso me servirá para desconectar y volver con la cabeza más despejada. Tiene razón. Cambiaré el chip (aun sabiendo que mi cerebro no es una máquina) y aunque mi mente siga en tensión sí me servirá esta salida para romper con la rutina, conocer gente nueva, hacer amistades, cambiar de ambiente... Sí, de vez en cuando vienen bien estas escapadas, ¿por qué no?

5 comentarios:

Belen dijo...

Levantarse, preparar el desayuno, tener que llevar a los niños al cole si los tienes, irse a trabajar, y esperando que hoy no sea un mal día, ir a comer, volver al trabajo, los que no tenemos el lujo de tener el turno seguido, comprar algo para la cena y la comida del día siguiente, pensar que vas a hacer de comer, llegar a casa, encontrarte con las facturas, el grifo o el coche roto,siempre pasa algo limpiar algo si no quieres que te invada la suciedad, preparar la cena y la comida del día siguiente.... en fin, que ojalá pudiesemos desconectar de todo esto más a menudo.
y sobre todo me surge una duda ¿qué haces levantada a las 5:57 de la mañana y escribiendo en el ordenador? Tu no necesitas desconectar, necesitas desenchufarte del todo, irte muy lejos a una islita desierta donde no haya conexión a internet, ni ordenadores, solo libros, música y que te traigan todo en bandeja, por lo menos una semanita, que esta vida que llevamos no debe ser sana.

Gonzalo («Darabuc») dijo...

Conchi, el buen humor de tu blog, su buena disposición, alegran la mañana. :)

Amaya dijo...

Te deseo una buena estancia en Badajoz: que te salga todo bien (que estoy segura de que así será) y que te sirva de mini-vacaciones, porque sé que estáis muy liados con lo del Anuario.
La verdad es que esto envicia y tanto al creador del blog como a los usuarios del mismo. Porque sentarte frente al ordenador a las 5.57 a.m antes de partir hacia Badajoz es de locos, vamos.
Lo dicho, buen curso y que te sirva de relajación, distracción, desconexión (eso será difícil). Pero seguro que rompes con la rutina y eso es ya muy importante.

Agustín dijo...

Yo las pilas las cargué ayer Domingo, Sol de invierno en el Paseo Marítimo, prensa, cervecita, mar azul intenso, al fondo Sierra Nevada y, lo mejor, muy buena compañía con Elena.
Buen viaje Conchi.

Agustín dijo...

Yo las pilas las cargué ayer Domingo, Sol de invierno en el Paseo Marítimo, prensa, cervecita, mar azul intenso, al fondo Sierra Nevada y, lo mejor, muy buena compañía con Elena.
Buen viaje Conchi.