domingo, 20 de enero de 2008

Como agua de mayo

Con este título no es que quiera decir que aquí está lloviendo (ni siquiera estamos en mayo) puesto que hace un día espléndido y despejado. Lo utilizo esta vez porque esta mañana, al abrir mi correo, me he encontrado con dos mensajes de suscriptores de la revista Mi Biblioteca preguntándome cuándo van a recibir la publicación. Los dos me dicen que están deseando verla. Es decir, que la esperan como agua de mayo. Es un lujo recibir este tipo de correos que nos recuerdan continuamente que no sólo al equipo de Mi Biblioteca nos hace ilusión tener cada número de la revista ya terminado en nuestras manos, sino que ilusiona a mucha más gente. Es una satisfacción, ¿verdad?

2 comentarios:

Amaya dijo...

Y yo espero "como agua de mayo" los comentarios que tú y Raúl hacéis en vuestro respectivos blogs.
Es como una adicción.
Que sepas que te leo desde el primer día. Así que a partir de ahora procuraré comentar alguna de tus observaciones del quehacer diario.
Es como si os tuviera cerca; como si conversara con vosotros. Y para los que vivimos solos es una buena terapia: hace mucha compañía este soliloquio-diálogo ( no sé cómo llamarlo, porque aunque es bidireccional,no lo es en tiempo real;así que lo considero a veces monólogo, a veces diálogo).
Decirte también que hace dos días me llegó la revista y como siempre mantenéis el nivel: muy buenos los reportajes sobre Saramago y la directora de la Biblioteca Nacional(interesante perfil el suyo).
En cuanto a los desayunos de domingo, también para mí es lo mejor de la semana: sobre todo el segundo café mientras ojeo el suplemento de El Semanal.
Prometo que seguiremos en contacto a través de esta "pequeña-gran" ventana.

Eusebio dijo...

Hola Conchi, sólo quiero saludarte y felicitarte por tu blog.
No sabía que también eras bibliotecaria, pensaba que sólo te dedicabas a Mi Biblioteca, pero veo que también te dedicas a TU Biblioteca, bueno, creo que me estoy liando, jejeje
Un abrazo,
Eusebio Gómez, bibliotecario de San Fernando de Henares