viernes, 18 de enero de 2008

Comida de mamá

Todos los días, antes de venir a la biblioteca, me paso por la casa de mis padres (a mi casa, como suelo decir también). Es una parada de dos minutos en la que casi siempre intercambiamos las mismas palabras. Una de las cosas que hablamos es lo que vamos a comer ese día (sí, no se extrañen, yo todavía como en casa de papá y mamá) y hoy serán boquerones fritos y algo de primero. A mí no es que me guste mucho comer pero los boqueroncitos frititos... ¿Quién puede reprimir la tentación? Y más aún si te encuentras el plato puesto en la mesa y hecho por mamá, es decir, comida casera. Ya estoy deseando que lleguen las tres.

3 comentarios:

Belen dijo...

Buenos días Conchi, esta mañana me he llevado una sorpresa al ver tu blog, no sabía nada, desde luego que no sé como tienes tiempo para dedicarte también al blog con la de cosas que tienes que hacer.
Por eso me extraña que todavía comas en casa de tus padres, sino a saber díos lo que comerias.

Yo como en el trabajo,lo que me preparo la noche anterior, es muy triste comer todos los días de tupper, pero los fines de semana como en casa de mis padres y la verdad, es como volver a la niñez y recordar los sabores y olores con los que te has criado. Mi marido viene encantado, porque no es que sea amor de hija pero mi madre cocina mejor que arguiñado y con menos tiempo.
En cuanto a los boquerones fritos es uno de mis platos preferido, y tu sabes que aquí se comen los mejores. Espero que pronto puedas volver por aqui y vayamos a un chirnguito de la playa y tomarlo junto con unas cervecitas (que te debo) fresquitas.

Me encanta que te hayas decidido hacer un blog, así es como si te tuvieramos más cerquita.
Un beso

El Hombre de la Playa dijo...

Boquerones fritos, el plato típico de tu querida Málaga.

Cigarra dijo...

Eres una privilegiada, poder comer todos los días en casa, con tus padres, comida casera... Un lujo cada vez mas escaso, y que no se compra con dinero. Enhorabuena