jueves, 14 de febrero de 2008

El canto de los pajarillos

Todas las mañanas, cuando llego a la biblioteca y está amaneciendo, oigo el canto de algunos pajarillos. Es una maravilla estar sentada en mi sitio, esperando que el ordenador arranque y escuchar, como ruido de fondo, varios pájaritos dándote los buenos días. Hoy, además de los habituales, he escuchado el bub-bub-bub característico de una abubilla. Ya hacía tiempo que no la oía y me ha hecho mucha ilusión. Incluso se me ha escapado una sonrisa. ¿Se imaginan qué lujo es venir a trabajar así?

4 comentarios:

EL HOMBRE DE LA PLAYA dijo...

Si que tienes suerte, si.En otros trabajos se escuchan otros tipos de "PAJAROS": charlatanes, morosos, cotillas, trepas,..........."MENUDA FAUNA".

Amaya dijo...

¡Qué suerte, comenzar el día con los dulces sonidos de los pajarillos !
Yo solo los escucho los fines de semana y los días festivos.
No sé, pero me da la impresión, ahora que lo pienso , que los pajarillos de mi urbanización -en donde hay jardines y arbolitos- no cantan durante los días laborables ( a lo mejor ellos también están muy ocupados); o, ¿será que yo me despierto antes que ellos ?
Creo que es esto último , porque los sábados y domingos me gusta descansar un ratito extra en la cama antes de incorporarme , y me suele gustar escuchar atentamente sus trinos. O a lo mejor estoy tan profundamente dormida los días laborables que no los escucho.
Pero es todo un lujo, sí: escuchar a los pajarillos cantando.

Amaya B. dijo...

No opinan lo mismo los de Ourense.
¿Habéis visto el telediario de esta noche? Una plaga de estorninos tiene a todos los vecinos de los nervios: el ruidoso piar y los innumerables excrementos, hacen imposible el paseo o la tranquilidad en los parques y bulevares de la ciudad.
Y ya son muchos y variados los intentos por exterminarlos.
Como podéis ver, a estos gallegos no les resulta cómodo los trinos de estos pajarillos. Y es que como dice el dicho latino : "Quid nimis" "Nada en exceso".

Belén dijo...

Qué suerte escuchar pajarillos en el trabajo, yo solo escucho coches pasando, ruido de obra y los vecinos dichosos pegándose voces desde la calle a la mujer que vive en el, atención en el 5º.
El otro día eran 5 pegando voces enfrente mía (yo estoy en la recepción y veo todo lo que pasa en la calle) y no me dejaban concentrarme y llegó un momento que bufé, mi compañero se reía y dí con las manos en la mesa ya harta pero no les dije nada, claro igual que yo los veo a ellos ellos me ven a mi y por la tarde vino la señora del 5º a llamarme la atención que si le había dicho yo algo a su marido. Me quedé de piedra no me lo podía creer. Es lo que tenía que haber hecho, coger unos cuantos cubos de agua y haberlos echado a cubazos, pero claro eso no se puede hacer hay que ser civilizados, incluso con los incivilizados, en fin. Que eso es lo que escucho en mi trabajo. Parece que se han calmado las cosas un poco y no pegan tantas voces ahora, espero no tenerque bufar más veces.
En mi casa cuando me levanto si escucho los pajarillos cuando me levanto, solo los fines de semana los escucho un rato claro. Pero qué placer nos dá escuchar esos pequeños sonidos.