martes, 5 de febrero de 2008

Libros que nos mantienen vivos

Hace unos días Valle escribió un comentario en este blog sobre una noticia que había oído en la tele sobre la vida de un carnicero que prestaba libros en su carnicería. Este señor perdió a su hijo en un accidente y ahora los libros del fallecido son los que mantienen vivo a su padre hasta el punto de crear una especie de biblioteca pública en su puesto del mercado. Cuando leí este comentario me saltó la chispa y me propuse conseguir hablar con este hombre para hacerle una entrevista para la revista Mi Biblioteca. Por fin anoche pude hablar con su mujer que casi se emocionó cuando le dije el motivo de mi llamada. Su marido no estaba en ese momento pero hemos quedado en que esta tarde les vuelvo a llamar para concretar el tema. La señora estaba entusiasmada dándome mil veces las gracias por haberme "acordado" de su caso. Estoy deseando que llegue esta tarde para hablar con su marido y darle, lo primero, las gracias a ellos.

2 comentarios:

Amaya dijo...

Te felicito por ese momento de inspiración. Porque actitudes como la de este padre, sirve -sin duda alguna-para incentivar la lectura.
Me parece fantástico que "Mi Bilioteca" haga un reportaje sobre un tema tan emotivo y "literario" como este.
Humano porque para unos padres, es importante mantener vivo el recuerdo de un hijo en los demás.
Sentir que no queda olvidado.
Literario porque ese amor de ese joven por los libros, por la literatura, va a promover en otros ese -quizás-descubrimiento de nuevos horizontes, aventuras...
Va a contagiar a algunos
"carnívoros" a devorar apasionadamente algunos libros.
Es hermoso descubrir en este padre que conecta con el nuevo universo de su hijo a través de los libros.
Los libros se han convertido para él, en el recuerdo vivo de su hijo.

Eusebio dijo...

Desde luego es un detalle muy bonito que le hagas la entrevista a este hombre, Conchi. Es muy emocionante lo que hace este señor con los libros de su hijo.
Una bonita historia.