domingo, 6 de abril de 2008

Gazpacho

Esta semana se celebra la "Semana de Extremadura en la escuela". Se han organizado varias actividades: bailes regionales, actuación de la banda de música, concurso de gazpachos... En este concurso participó anoche mi hija Ana con algunos de sus compañeros, y ganaron el tercer premio. Era un gazpacho hecho en dornillo y con machacador y según el jurado se habían pasado un poco con el vinagre, pero los niños estaban eufóricos. Tanto es así que Ana le ha cogido el gustillo y hoy nos hará un gazpacho para toda la familia. Ya estoy deseando probarlo...

3 comentarios:

Raúl Cremades dijo...

Seguro que el gazpacho de Ana ha sido todo un éxito. Es posible que incluso herede la buena mano de su abuela para la cocina. Ya nos contarás.

Amaya dijo...

Estoy segura de que el gazpacho ha sido todo un éxito.
Es muy bonito que los chavales se interesen por la gastronomía y que comiencen a haces sus primeros pinitos culinarios a esta edad.
Con la práctica se le va cogiendo el puntillo a los platos como a casi todo; así que es muy positiva esa ilusión y esa euforia, y sobre todo ese reconocimiento al trabajo bien hecho.
Enhorabuena a tu hija y a sus compañeros por ese tercer premio. Y aseguir entrenándose para así mejorar y el próximo año obtener el segundo o el primer premio.
Y como bien dice Raúl la herencia tiene mucho que ver en asuntos culinarios.
Tú ya has comentado alguna vez que tu madre es una espléndida cocinera y pese a que a ti no te gusta la cocina, aún tu hija tiene muy próximo esos genes de su abuela, aunque se hayan saltado una generación.
¡Que hayáis tenido buen provecho !

Conchi dijo...

Muchas gracias Raúl y Amaya. Ojalá que Ana herede esa habilidad. El gazpacho de ayer estaba buenísimo. Yo sólo hice de pinche de cocina (tampoco sabría hacer mucho más) y le ayudaba a pelar el ajo, a acercarle el salero, a enjuagar el paño con el que limpiaba la mesa, etc. Y ya digo, estaba buenísimo.