jueves, 10 de abril de 2008

Mi botella de agua

Tengo en la biblioteca una botellita de agua que voy rellenando cada vez que se me acaba. La tengo escondida detrás de la pantalla del ordenador y, ¿saben por qué? ¿Será para que los usuarios no vean que de vez en cuando bebo agua? ¿Será porque me da vergüenza de mi botellita? Pues no, nada de eso. La escondo porque como lleguen las señoras de la limpieza (que siempre llegan una hora antes que yo) y la vean medio vacía, me la tiran a la basura. Y no saben ustedes la rabia que me da echar mano a mi botellita y no encontrarla. Entonces busqué una solución: he pegado en la botella un papel con un gran ojo dibujado (un ojo gigante) y una nota que pone No Tirar, y ha surtido efecto porque mi botella de agua, ya esté medio llena o medio vacía, aparece en su sitio, detrás de la pantalla de mi ordenador.

4 comentarios:

El hombre invisible dijo...

Eso me pasa a mí con mi botella de bourbon, pero no hay manera, siempre desaparece... ;-)

Raúl Cremades dijo...

Qué buena idea lo del cartelito en la botella, una buena manera de fomentar la lectura... Por cierto, ya era hora de que pusieras tu foto en el blog, por fin tus fans podrán saber cómo eres.

valle dijo...

A mi tampoco me falta mi botella de agua en el despacho, y digo botella porque no es precisamente pequeña. En cierta ocasión, tras haberla "perdido" más de una vez de vista porque las señoras de la limpieza la tiraban, tuve que ponerle también una pegatina con eso de "NO TIRAR", pero aún así volví a perderla en un par de ocasiones, hasta que me enteré que las pobres señoras no sabían leer. Claro, cómo iban a saber ellas lo que ponía el papelito de la botella; simplemente la veían vacía y ..... a la basura con ella. Bueno, se solucionó, porque les dije que por favor no la tiraran y desde entonces me la respetan. No podría pasar la mañana entera sin "mi botella de agua".

Amaya dijo...

Pues a mí también me acompaña desde primera hora de la mañana una botella de agua de litro y medio.
Y sobre las 12.00 ya tengo que comprar otra porque me la he bebido entera.
Bebo muchísima agua debido a mis problemas con las cuerdas vocales. Tanto el otorrino como la logopeda me aconsejaron beber agua continuamente.
¿ Y sabéis ? Eso creo que me libró hace un mes del control de alcoholemia.
Yo apenas bebo alcohol. Pero un sábado fuimos al teatro Cervantes un grupo de alumnos y profesores
( Cyrano de Bergerac)y después en la cena me tomè 3 copas y media de vino ( Y desde navidades no había tomado ni una gota. Tan solo suelo beber en ocasiones especiales o en alguna cena con amigos y muy de vez en cuando).
Eso sí de postre tomé té marroquí: ya sabéis con hierbabuena y azúcar, que sumado a la enorme ingesta de agua del día, resultó dar negativo.
Era la primera vez que me paraba la guardia civil para esto. Solo antes me habían parado en una sola ocasión e iba con mis primas vascas y unas amigas del País Vasco, y con una cinta con canciones es euskera.
A mí me dio la risa por la situaciòn y porque ellas se pusieron muy nerviosas y se empezaron a preguntar si llevaban sus DNI.
Bueno, pues como veis, la botella de agua también es imprescindible en mi vida.