domingo, 18 de mayo de 2008

La 1ª Comunión

Hoy hacen la 1ª Comunión 21 niños, entre ellos un familiar, así que iremos de celebración. Esta mañana he recordado cuando la hice yo, hace ya muchos años, claro. Tenía ocho años y no mucha conciencia de lo que suponía hacer la 1ª Comunión. Me acuerdo que estaba deseando hacerla porque esperaba que me regalasen una Nancy, la muñeca de moda en aquel momento, y me regalaron dos (aún conservo una de ellas). Qué distinto a los regalos de ahora: móviles, nintendos, psp, wii...

4 comentarios:

valle dijo...

Ayer estuve en la primera Comunión del hijo de una de mis primas y he de reconocer que me emocioné.
Yo recuerdo el día de mi primera comunión cada vez que voy a una de estas Celebraciones. Hace ya bastantes años, pero no la he olvidado, a pesar de tener tan sólo seis años cuando la hice; y reconozco que era plenamente consciente de lo que significaba aquel momento. No pensaba en regalos, porque entre otras cosas, contaba con que seguramente no los habría. Pero sí que era un día importante. Tan importante que los nervios me tenían invadida. Me parece que no han pasado tantos años, y ya han pasado unos poquitos. Por cierto, que el próximo 1 de Junio hará 38 años. ¡Cómo pasa el tiempo! y ¡Cómo han cambiado las celebraciones! y´¡Cómo han cambiado los regalos! ..... (y ¿para qué seguir enumerando todo lo que ha cambiado en estos eventos?)

el hombre de la playa dijo...

Todos os acordais de vuestra Primera Comunión, pero, ¿os acordais de la última?.
Eso también ha cambiado para muchos niños de hoy, la Primera Comunión se convierte también en la Última.
¿Será por eso que se celebra mucho más que antes?.
Bueno, ahí os dejo con el "examen de conciencia", haaaasta luego.

Mª Luisa dijo...

A mí por la comunión no me regalaron ninguna muñeca, o al menos eso recuerdo... Bueno, parece que no, acabo de acordarme de que desde Sevilla me regalaron una tipo Nancy, vestida de comunión, que supuestamente debía hablar pero nunca funcionó. Lo que sí hablaba era una calculadora que me regalaron. Tías y primas me regalaron pulseras, pendientes y anillos, muy bonitos todos. También un juego de pluma, boligrafo y portaminas (regalo de mi prima Conchi) que tengo guardado con cariño, como el oso amoroso que me regaló cuando empezó a trabajar. Pero he de reconocer que de los regalos de la comunión lo que más ilusión me hizo fue la mochila y el saco de dormir.
Volviendo al tema Nancy, aunque yo soy de la época Barbie, tuve una Nancy esquiadora. Debía ser muy pequeña porque tengo algún vago recuerdo de sacarla a "esquiar" (funcionaba con pilas) con mis abuelos por el paseo que había delante de su casa, así que no debía ser más allá del año 1987.
Qué bonitos recuerdos el día de la comunión, el 5 de mayo del 91. Además, gracias a la otra prima hasta tengo testimonio gráfico del momento en que me desperté... foto en pijama y muy despeinada.

Amaya dijo...

¡Cómo han cambiado los tiempos !
Las comuniones se celebraban en familia, no parecían bodas como las de hoy en día. Además, muchos solo celebraban un desayuno o una merienda.
Yo recuerdo que salimos a comer con mis padres. Y venían mi hermano y mis 2 primos -uno de los cuales hacía conmigo también la comunión- y sus padres. En total éramos 8 personas, hoy, a veces, se juntan casi doscientas. Parecen verdaderos banquetes de bodas y qué decir de los regalos. Actualmente son muy sofisticados y muy caros. Además los críos tienen ya casi de todo.
Antes se solía estrenar tu primer reloj o tu primera cámara fotográfica el día de tu comunión.
Los álbumes de fotos y alguna medallita o pulsera para las niñas y sellos para los chicos.
Yo no reucerdo ningún regalo especial salvo una pequeña cámara Kodak y el album de fotos.
Pero recuerdo que estábamos muy ilusionados y que nos sentíamos muy importante. Suponía para nosotros una celebración extraordinaria. Tal vez ese sentimiento de ilusión y la importancia de ese día en nuestras vidas era mucho mayor en aquella época.
Yo hice la comunión el 31 de mayo de 1973, tenía 7 años recién cumplidos.