viernes, 16 de mayo de 2008

Animales de costubres

Aquí, en los pueblos, aparacar el coche no es muy difícil. Casi siempre hay sitio. Así, todas las mañanas suelo aparcar en el mismo lugar que ya considero como "mío". Pero hoy no ha podido ser. Se nota que en Madrid tienen puente y que hoy es el mercadillo, y "mi sitio" (y otros muchos) estaba ocupado. He tenido que dar varias vueltas hasta que por fin he encontrado un espacio libre a 200 metros de la biblioteca. Pero no es que me haya dado rabia tener que aparacar tan lejos sino el no poder aparacar en "mi sitio". Lo que hace ser un animal de costumbres...

4 comentarios:

valle dijo...

BUENOS DÍAS CONCHI.
Ya hace días que no escribo nada en los blogs, pero es que apenas tengo ni tiempo de leerlos detenidamente. ¡Esto del final de curso es agotador!
Me ha hecho gracia tu entrada de hoy, eso de "animal de costumbre". A mi, cuando vengo a trabajar no se me presenta ningún problema con el aparcamiento porque el patio del instituto es bastante amplio y cabemos todos holgadamente (aunque tengo que reconocer que como soy la primera en llegar, siempre aparco en el mismo sitio) ; pero en lo que si soy ese animal de costumbres es en "mi sitio" en la barra de la cafetería para desayunar, y si cuando llego me encuentro al ordenanza, o al albañil, o a alguien que haya llegado antes que yo, como que hasta tengo la cara dura de pedirle que me deje "mi sitio". Por supuesto que lo hago con educación y a modo de cachondeo, pero por dentro como que me arde la sangre, porque tras 16 años de estar "disfrutando" de mi desayuno en "mi esquinita" de la barra, considero que ese sitito es MIO. (jaja). Es cierto, somos animales de costumbres, y eso también es divertido en muchas ocasiones.
¡Que tengas un lindo día!

Espero que disfrutaras en Córdoba viendo toda la grandeza de su arte, de sus patios, de su gente,..., y como dice el hombre de la playa, de sus copitas en las tabernas de ese maravilloso barrio de La Judería. (¿se ha notado en algo que mi sangre es 100% cordobesa?)
Besitos.

Amaya dijo...

Efectivamente, somos animales de costumbre.
Yo casi siempre aparco en el mismo sitio. Es verdad que llego de las primeras, pero hace dos días me ocurrió algo curioso: llegué un poco más tarde que de costumbre y delante de mí iba el coche de un compañero. Pensé, José Miguel va a aparcar en mi sitio -que estaba libre aún- pero siguió hacia adelante y aprcço dos coches más adelante a pesar de que antes estaba libre el hueco donde yo aparco.Le pregunté que por qué no había aparcado su sitio antes y me
contestó que porque él siempre aparcaba ahí -algo más lejos-,que ese era su sitio. Y ambos nos reímos porque el hueco anterior era mi sitio. Pero él no lo sabía; lo había visto pero siguió hacia el sitio de costumbre.
Así que con este caso, también se confirma lo que ya todos sabemos: "somos animales de costumbres".

el hombre de la playa dijo...

Hola a Todos. Conchi, como has despertado interés por los patios cordobeses, un amigo de Córdoba me ha recomendado un blog de fotos muy bueno. Lo he visto y hay fotos impresionantes.

http://www.miguelmoreno.org/blog/fotos-de-patios-de-cordoba-2/

¡Por cierto! quien viva en Málaga está a 40 minutos de Córdoba en AVE.

El hombre invisible dijo...

Yo tenía la mala costumbre de recibir un cheque todos los días con mil euros. Pero resultó que no era una mala costumbre. Era un sueño vulgar. Feliz fin de semana, Conchi.