jueves, 8 de mayo de 2008

Turné

Esta mañana mi hija se va de turné. Sí, actuará en el teatro romano de Casas de Reina (antigua ciudad romana de Regina) junto a sus compañeros. Estaba un poco nerviosa y se ha levantado de un salto para que le dé tiempo a hacerse las trenzas de mexicana y a maquillarse para su papel como testigo de un robo en un juicio. Ya me contará cómo le ha ido. Quién sabe, a lo mejor pronto habra que ir al teatro romano de Mérida para verla actuar y yo me convierto en su representante... De ilusión se vive ¿verdad?

3 comentarios:

El hombre invisible dijo...

¡Disfruta del teatro! ¡Es mágico! Tantos años he ido de acompañante, chófer, representante, guardaespaldas... de Angélica en sus giras por los teatros de España, ay, ay, ay, ayyyyy. Nosotros, los acompañantes, también sufrimos lo nuestro en los bolos. Como se dice en el gremio: ¡¡Mucha mierda!!

Belén dijo...

Ojalá tu niña tenga mucho éxito y efectivamente la vayamos a ver actuar en el teatro de mérida sobre todo si a ella le gusta tanto como dijiste en otras entradas.
Lo de su representante... no sé no sé. Más como la madre de la Pantoja te veo yo acompañandola para que no le pase nada (lo digo por lo poco que te gusta hablar en público y eso)
Por cierto sobre la entrada de ayer, yo estoy temiendo que empiece el calor porque yo lo paso fatal ya que me agota totalmente y no soy yo misma. y eso que paso un frio horroroso en la oficina pero aguanto más el frio con una estufa y abrigo que el calor que por más que te quites ropa en el trabajo no es lo mismo que en la playa, claro.
Que Ana tenga o haya tenido ya mucha mierda como dice el hombre invisible.
Besos

Amaya dijo...

Oye, avisame cuando sea el estreno en el teatro de Merida, que estoy segura de que si es tan concienzuda como su madre, llegar'a lejos.

Oye, no pongo las tildes porque te escribo desde Inglaterra, y este ordenador no pone las tildes. al menos del mismo modo como en Espana ( tampoco sale la ennne de Espannna no puedo ponertelo.
Estoy en un precioso colegio ingles emparejando a los ninos que traeremos el curso que viene.
Mucha mierda como dicen los teatreros y artistas en general. Bye bye.