jueves, 26 de junio de 2008

Final de la temporada

Al igual que en el toreo hoy es el último día de la temporada. Sí, me refiero a que hoy es el último día, hasta después del verano, que voy de viaje por temas de trabajo. Dentro de un rato iré a Mérida a dar una charla pero ya estoy deseando que llegue esta tarde para saborear esa sensación de saber que no tengo que preparar ninguna cosa más hasta dentro de un tiempo. Qué descanso...

2 comentarios:

Clares dijo...

Parece que estás retratando mi situación actual. Me quedan un par de cosas por cumplir y cubrir, y a partir de ahí, qué alegría, a leer, a descansar, a escribir... Un placer merecido, porque este año he trabajado mucho. Que lo disfrutes.

Amaya dijo...

A mí me pasa algo parecido.
Os escribo con un día de retraso porque ayer estaba tan agotada que ni encendí el ordenador. Después del emocionante partido contra Rusia me quedé medio frita en el sofá y hoy a las 7.00 ya estaba en pie.
Ha sido un día muy largo: desde las 9.00 hasta casi las 12.00 hemos tenido reunión general de final de curso para analizar los errores que hemos de mejorar en el próximo curso.
Después he estado -sin descanso alguno_ recibiendo a padres y dándoles las notas de sus hijos hasta las 14.30 h.
Por fin a las 15.00 he comido en el colegio y he llegado a a casa a las 16.00 h .
Me he dado un baño en la piscina de 17.00 a 18.00 y a las 19.00 ya estaba en Málaga en Muelle Heredia; en el salón de actos de Cajamar, para asistir a la entrega de premios de la 48 edición de las redacciones de Coca-cola.
Ahora se llama : Premio de Relatos Cortos, Jóvenes Talentos de Coca-cola; y uno de mis alumnos de 2º de Eso ha sido agraciado con un 4º premio de la provincia de Málaga.
A las 21.30 he llegado a Torremolinos y he tapeado con mi vecina Luisa y su hijo Juanjo de 16 años. Hemos estado celebrando que él y mi sobrino Juanjo de 15 años, han aprobado todas las asignaturas de sus respectivos cursos: 4º y 3º de ESO . Ha sido un día agotador. Acabo de llegar a casa, pero desde hace casi un mes las jornadas han sido día a día, más duras y más largas que la de hoy.
Ha sido un mes de numerosas correcciones y mucho estrés.
Pero ya se aproxima el lunes: último día de trabajo. Aunque psicológicamente, la entrega de notas hoy ha supuesto casi oficialmente el final de curso.
Ya queda un solo día, el descanso está a la vuelta de la esquina y tan solo sueño con cansarme descansando - al menos durante varios días. Deseo aburrirme de no hacer nada.