lunes, 23 de junio de 2008

Los ruidos nocturnos

Como todos ustedes saben yo, siempre que puedo, duermo la siesta, y es que sin dormir bastante y sin café no soy nadie. Hoy, desde que me he levantado, estoy pendiente de que lleguen las 16 h. para acostarme. Les cuento el motivo: anoche no se me ocurrió otra cosa (casi nunca lo hago) que dormir con la ventana abierta y no se imaginan la cantidad de ruidos que puede haber cuando no hay sol. Todo el mundo parece familia de Drácula. Primero los jóvenes celebrando a voz en grito la victoria de España en el fútbol. Poco después algo parecido a una competición de motos entre quinceañeros para comprobar no sé si quién corría más o qué moto era la que hacía más ruido. Más tarde un mosquito no se apartaba de mi oído lo que hizo que me tapase con la sábanas hasta arriba y estuviese más pendiente de su zumbido que de coger el sueño. Tras todo esto se escuchó el camioncito que riega las calles, y que no puede formar más escándalo. No hablemos de cuando ha amanecido y los coches han comenzado a moverse, como si de un rally se tratara. En fin, que cuando iba a coger el sueño ha sonado el despertador... ¿No creen que hoy tengo una excusa más que justificada para desear que llegue la hora de la siesta? Pero, eso sí, con la ventana bien cerrada.

5 comentarios:

Belén dijo...

Bueno, parece entonces que no solo en Málaga la vida nocturna está viva.
Yo no puedo dormir si escucho ruido, si me quedo dormida puede caer una bomba pero para quedarme dormida necesito silencio o bien esucuchar el runrun de la tele.
Así que en verano sintiéndolo mucho suelo dormir con la ventana cerrada y no tengo más remedio que poner el aire acondicionado.
Pero es que la gente no le importa si estas durmiendo o no y si sales a decirles !oye que son las cuatro de la mañana¡ lo que te dicen es:!gracias por darnos la hora¡
En fin que para convivir en ciudad lo mejor es ser un poco sordos.

El hombre invisible dijo...

Te han faltado las gatas en celo (tengo varias rondando por mis tejados). Feliz noche de San Juan, Conchi.

valle dijo...

Chica, de verdad que has tenido una noche entretenida y me imagino el día tan agotador que has pasado hoy sin apenas haber descansado.
Yo, al igual que Belén, para dormirme necesito silencio y oscuridad y eso me obliga a tener las ventanas totalmente cerradas y las persianas ocultando la luz de la farola que tengo justo al lado de la ventana (o sea, completamente echadas), y como no tengo aire acondicionado y el ventilador me molesta para dormir, pues no me queda otra que ponerme ligera de ropa y aguantar el calor como pueda.
Yo normalmente a las 11 como mucho tardar procuro estar acostadita para poder levantarme a las 6 de la mañana, pero anoche me lo pensé y decidí acabar de ver el partido (que lo disfruté de verdad) y dejar que todo el ruido del momento de la celebración de la victoria de España llegara, si no a su fin, al menos a una calma razonable, para no tener demasiados problemas para conciliar el sueño. Casi a las 2 de la madrugada creo que conseguiría dormirme y a las 6, como todos los días, ya levantadita para comenzar el día. Lo he llevado más o menos bien, y aunque nunca duermo siesta, sé que esta noche conseguiré dormir como una bendita.
Espero que hayas disfrutado tu siesta, te la has merecido.
Besitos.

el hombre de la playa dijo...

¿Y Amaya?¿no esta hoy por aquí?, ¿se habrá dormido la siesta? ¡ah!, estará en la playa metiendo los pies en el agua (como el 50% de los Costasoleños), pues son la oo:oo A.M., hora de San Juan.
Aquí se pide un deseo, se mete uno en el agua del mar, por lo menos los pies, y a casita o a la "moraga".

Amaya dijo...

Hola a todos con un día de retraso en el comentario. Y es que anoche, después de varios años de cumplir con la tradición sanjuanera -bañarme en la playa o al menos mojarme los pies y la cara en la playa de la Carihuela-estuve hasta las 2.30 corrigiendo los últimos exámenes de mis alumnos. Sí, sí, ayer mismo a las 16.00 mis alumnos de 1º de ESO estaban haciendo el examen final de inglés.
Y cuando terminé, me fui al centro de Málaga a comprarme algún bañador. Pues hoy martes, teníamos que ir de convivencia a AQUAVELIS -el parque acuático de Vélez- con, finalmente 106 niños; y no era plan de ir con los bañadores del pasado verano -todos ellos ajados y gastados por el cloro de la piscina y la sal marina.¡ Cómo se estropean los dichosos bañadores ! Así que como suele ocurrir, me pasé toda la tarde -bueno desde la 19.00 h hasta las 20.30 viendo tiendas y probándome trajes de baño.
Finalmente compré 2; así que hoy he lucido uno de ellos en el aquavelis.
Ha sido un día muy tranquilo y agradable.
Pero anoche, al llegar a casa - a las 10.30., porque con 2 compañeros de trabajo nos tomamos unas tapas por el centro tras las compras- tuve que ponerme a corregir los dichosos exámenes y me dieron las 2.30
Pero la 4.30 que he dormido , las he dormido como un bebé de un tirón y sin escuchar ni un ruido.