martes, 29 de julio de 2008

Cabeza fresca en días calientes

Ahora ha venido el concejal de obras del ayuntamiento a echar un vistazo a la biblioteca porque quieren poner el aire acondicionado. Casi no me lo creo. Después de doce años me parece mentira que por fin alguien se haya dado cuenta de que esto es poco menos que un horno. A mí no me molesta mucho el calor y tampoco me gusta el aire acondicionado pero reconozco que trabajar en estas condiciones y en este siglo es como hacerlo en el tercer mundo. No he sido yo quien se ha quejado por el calor que hace, habrá sido alguno de mis estudiantes veraniegos, así que si hasta ahora, y con calor, no cabe un alfiler en la biblio, no les cuento cuando aquí se esté con la cabeza fresca en días calientes...

2 comentarios:

Belén dijo...

Qué bien Conchi, aunque a ti no te guste mucho, seguro que después preferiras quedarte en la biblioteca que volver a tu sótano.
Al final te llevarás la cama y dormirás allí.
Además eso hará que quien antes se lo pensaba par ir a la biblioteca ahora no dude ni un solo momento.
El inconveniente? Que ninguno tenemos el mismo termostato, lo que para ti es tener frio para otro es tener calor, así que ahora vendrán las quejas por otros motivos. Pero disfrutalo.

valle dijo...

¿Seguro que quieren ponerlo o que sólo habrá sido para marcarse un pegote y que lo parezca?
No sé, no sé, pero si lo ponen, bien por todos, porque, aunque no soy muy amiga del aire acondicionado, he de reconocer que para trabajar y para estudiar, ayuda el que haya una buena temperatura; y así como el frío molesta para concentrarse (al menos a mi), más aún molesta el calor y de esto estamos teniendo bastante este verano, que desde el 2003 no recuerdo haber pasado tanta calor junta.
En fin, espero que se pueda ver cumplida la ilusión de acondicionar la biblioteca para que las horas de estudio de todos los chicos que las necesiten, sean más llevaderas.
Y tú, siempre tendrás la opción de echarte una rebequita por los hombros para no enfriarte demasiado. Y con un poquito de suerte, lo ponen con bomba de calor y así sirve para subir un poquito la temperatura en invierno, ¿no te parece?
Besitos.