martes, 22 de julio de 2008

Menaje de cocina vacuno

Hace ya un tiempo se me quemó, o mejor dicho se me encogió, un azucarero de plástico que tenía en casa. Lo puse cerca del tostador y con el calor se me arrugó. Pocos días después entré con mi amiga Deli en una tienda de "todo a 100" y me compré otro azucarero con forma de vaca. Es muy gracioso aunque cuando sirvo café a alguien mi vaquita llama la atención, claro. Pues bien, ayer descubrí que también venden, en otra tienda, las tazas vaca con su plato, la lechera vaca (que no la vaca lechera), el servilletero vaca... Vaya, que si se quiere se puede tener todo el menaje de cocina vacuno en casa. Ayer no llevaba dinero pero hoy voy a comprarme dos tacitas vaca para mi cafetera de dos tazas. Así disfrutaré del cafetito no solo por su sabor sino por tomarlo en unas tacitas que alegran la vista y son distintas a las convencionales. ¿Se apuntan?

6 comentarios:

El hombre invisible dijo...

Si te dijera que tenemos todos los muebles de la cocina, incluyendo nevera y lavadora, pintados con manchas de vaca ¿te lo creerías?

(pues es verdad. Como tras la compra de la casa cambiar los muebles de la cocina era imposible para nuestra hipotecada economía, decidimos darles un toque original pintándolos así. Un día te envío una foto)

Raúl Cremades dijo...

Me parece muy buena idea, Conchi, darle a los objetos de uso cotidiano un uso más creativo. Yo desayuno cada día mi leche con cereales en mi taza de pececitos. Y mis sobrinos juegan a encontrar el huevo frito que hay en el fondo de un bol y así se terminan la comida.

el hombre de la playa dijo...

Nosotros tenemos una jarrita de leche con forma de vaca, en la que la cola es el asa. Como es pequeña e incomoda para ese uso, nosotros la utilizamos de huesero de aceitunas,a falta de "ranitas" bien nos viene la "vaquita", y tambien queda muy simpática en la mesa.

valle dijo...

Me encantan esas "pijadas". Yo, si tuviera espacio, seguro que me dedicaría a coleccionarlas, porque hay verdaderas monerías.
Cuando tengas el juego completo podías hacerle una fotillo y enseñárnoslo.
Yo me tomo todos los días mi café en mi taza, que tiene una carita con unos ojos espectaculares y una nariz pallasilla, que la hace muy simpática.

¿Estás mejor de tus quemaduras playeras? Seguro que sí. Ya habrás aprendido que debes ponerte una buena protección solar y sobre todo, que no debes dormirte bajo el sol.
Besitos.

Conchi Jiménez dijo...

Hombre invisible, tu cocina tiene que ser muy original. Ya me enviarás una foto por si tomo alguna idea ¿Vale?

Raúl, hombre de la playa y Valle, ya veo que no soy la única que en su cocina tiene objetos distintos a los "normales" para uso diario. Me alegro. Antes de mi azucarero de vaca (y desde ayer también mi taza) solo tenía, fuera de lo común, una taza con el nombre de un medicamento y otra de Agapea Libros Urgentes. Nada que ver con las vaquitas.

En cuanto a mis quemaduras, Valle, sólo me duelen cuando me toco. Pero te aseguro que nunca más me volveré a dormir al sol.

Un abrazo.

Belén dijo...

Mi cuñada lo tiene "todo" de vaca.
tostadora, el tarro para poner las paletas de la cocina, un relojito, mantas, alfombras, donde se pone el jabón, el portarrollos de al cocina el del water, la escobilla del water, joyas, espejos, el portamóviles, cuadritos, pinzas, bueno no te puedes hacer una idea, le dio por las vacas y hasta se quiso traer una de asturias. Ya se casó y el marido le dijo que nada más de vaca que él no era un toro, así que ya nadie le regala cosas de vacas, exceptuando una percha de pie para bebés que le acabo de comprar ya que va a ser mami dentro de unos días. Seguro que a nuestra nueva sobrinita Candela le gustará jugar con las vaquitas de su mami y romperá alguna. Ya ves que a cada uno le da por un cosa pero parece ser que las vacas están de moda.
Besos