jueves, 10 de julio de 2008

Qué suerte la nuestra

En la radio he escuchado que 15 personas han muerto en una patera. Luego he abierto la prensa y he leído la misma noticia, que venía acompañada de la foto de un bebé negrito agarrado a un miembro de la Cruz Roja. Qué pena. Como este tipo de noticias, sobre todo en verano, se producen casi a diario parece que ya estamos acostumbrados y no nos damos cuenta de la suerte que tenemos. Siempre estamos pensando en qué trabajo vamos a realizar cada día, qué haremos durante el fin de semana, qué ropa nos compraremos en las rebajas, dónde iremos de vacaciones... Una rutina que ya quisieran tener todas esas personas que huyen de su país arriesgando incluso sus vidas. No es que me haya vuelto melancólica pero sí reconozco, sobre todo hoy, que es una gran suerte haber nacido en Europa...

6 comentarios:

Eusebio dijo...

Y mientras la Unión Europea haciendo directivas de la vergüenza. No se pueden poner puertas, ni alambradas, ni cárceles al hambre.

Raúl Cremades dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Conchi. Es una suerte haber nacido aquí, y también una responsabilidad frente a los que no han tenido esa suerte.

EL HOMBRE DE LA PLAYA dijo...

El mundo está muy mal repartido y cuanto más pasa el tiempo, más improbable será que haya igualdad. No lo conseguimos en nuestro entorno, como lo vamos a conseguir a nivel mundial.
De todas formas, cada uno, segun nuestras posibilidades, debemos de poner nuestro granito de arena y ayudar a los más necesitados ¡¡PODEMOS!!

EL HOMBRE DE LA PLAYA dijo...

El mundo está muy mal repartido y cuanto más pasa el tiempo, más improbable será que haya igualdad. No lo conseguimos en nuestro entorno, como lo vamos a conseguir a nivel mundial.
De todas formas, cada uno, segun nuestras posibilidades, debemos de poner nuestro granito de arena y ayudar a los más necesitados ¡¡PODEMOS!!

EL HOMBRE DE LA PLAYA dijo...

El mundo está muy mal repartido y cuanto más pasa el tiempo, más improbable será que haya igualdad. No lo conseguimos en nuestro entorno, como lo vamos a conseguir a nivel mundial.
De todas formas, cada uno, segun nuestras posibilidades, debemos de poner nuestro granito de arena y ayudar a los más necesitados ¡¡PODEMOS!!

el hombre de la playa dijo...

Disculpad la repetición, pero mi "computadora" se ha bloqueado.