lunes, 15 de septiembre de 2008

Táctica para desempolvar libros

Creo haber comentado alguna vez en este mi blog que muchos de los usuarios de esta biblioteca acostumbran a registrar mi mesa en busca de algún libro recién devuelto. Esto lo suelen hacer bien por comodidad (para no tener que bajar a coger uno de esos libros de las estanterías) o bien porque se supone que lo que tengo en mi mesa es lo más leído. Sea por el motivo que sea yo acostumbro a dejar libros por medio como gancho para muchas personas. Pero aún así no estoy satisfecha. Siempre he notado que la gente es un poco comodona y que cuando bajan a las estanterías solo cogen libros que están a la altura de su vista. Los de arriba o los de abajo del todo, ni se miran. Así que, para evitar esto, lo que voy a comenzar a hacer es desempolvar esos libros que no se tocan creando centros de interés. Cada mes dedicaré una estantería, con los libros de cara, por supuesto, a un tema diferente. Esto se hace en muchos sitios pero vamos a ver qué resultado nos da en mi biblio...

1 comentario:

Amaya dijo...

Nada, te veo aplicando las tácticas de marketing a la biblioteca. Seguro que mejora el nº de lectores.
Ya sabes, en los supermercados ponen a la vista o al alcance del consumidor los productos que quieren vender y, al parecer, lo consiguen.
Ya nos contarás la efectividad o no del nuevo método. ¡ Suerte !