viernes, 31 de octubre de 2008

Danielle Steel

Hay personas que no suelen leer libros muy a menudo, aunque sí revistas y periódicos. Una de estas personas es mi madre, que siempre me pone como excusa que le duelen los ojos cuando lleva mucho tiempo leyendo. Como no me rendía en mi interés para que leyese libros, hace unos días le llevé uno de Danielle Steel, que le suele gustar mucho a las señoras amas de casa que vienen a la biblio. Pues bien, la tiene enganchadita. No sé si será buena o mala literatura ni si le dolerán los ojos o no, pero el caso es que se ha entusiasmado y cuando tiene un momento libre acude a la lectura. Ya estoy pensando en el siguiente título...

1 comentario:

Amaya dijo...

Seguro que ahora no le duelen los ojos. Como todas las madres cuando disfrutan con alguna actividad, ese día no están cansadas.
Recuerdo a mi madre que sufría de problemas circulatorios, úlceras y tromboflebitis en las piernas (se pasó toda su vida en la cocina de un restaurante)y siempre se quejaba de terribles dolores ( ya jubilada).
Pues fue comprarme mi primer coche y estar siempre dispuesta los fines de semana para visitar algunos de los centros comerciales que se abrieron en Málaga por aquellos años -hace ya la friolera de 15 años.
Cuando yo no trabajaba los fines de semana, siempre me convencía para visitar el nuevo Corte Inglés de Puerto Banús, el nuevo Continente, el nuevo... Ese día no le dolían las piernas, y además me tumbaba a mí; me reventaba tanta planta arriba y abajo. Era un todo terreno. Era inagotable.
Después de vuelta a casa, empezaba la queja: que si estaba agotada, que si a lo tonto a lo tonto nos habíamos pasado todo el día de pie.
Así que como dice el refrán: " sarna con gusto no pica" .