miércoles, 12 de noviembre de 2008

La chispa de la tarde

Esta será la primera vez que escribo en este mi blog por la tarde. No ha sido posible hacerlo antes. Pero no podía dejar pasar esta chispa de la tarde y es que los milagros existen, para quienes creen en ellos, como me decía Raúl. Ni ayer ni esta mañana he escrito ninguna entrada porque no estoy en Azuaga, sino en el hospital. Todo parecía muy negro pero afortunadamente todo es "blanco". Ayer fue mi cumpleaños (41 años, que no son nada ¿verdad?) y creo que el mejor regalo que me podrían hacer ha sido ese, que todo ha quedado en un susto.

4 comentarios:

Eusebio dijo...

¡¡FELICIDADES, COMPAÑERA!!

Me alegro de que todo se haya quedado en un susto.

Muchos besos.

Justy dijo...

¡FELICIDADES GUAPA! ,que pasa?que no querias invitarme?,pues ya sabes que me debes una,bueno,unas cuantas,para celebrar lo bueno,gracias a Dios.Chsssss!que bien llevas los años!,si parece que tienes 30!.Muchos besos,y pa' to's los que están ahí contigo.

Amaya dijo...

Y es verdad : que todo haya salido bien, es el mejor regalo de cumpleaños que hayas podido tener.
Y es que sin duda alguna, las buenas personas, se merecen buenos regalos de cumpleaños.
Y también es verdad, que los milagros, por suerte, existen aunque solo sea de vez en cuando.
Un fuerte abrazo y un besazo a toda la familia.

Vanesa dijo...

¡Felicidades Conchi!
Espero que te encuentres ya mejor y como tú dices que se haya quedado todo en un susto.
Cuídate.