lunes, 22 de diciembre de 2008

Día de la salud

Con el título de esta entrada todos sabrán a qué me refiero. Sí, hoy es el día de la salud, sobre todo para aquellos a los que no nos suele tocar la lotería. En el ayuntamiento hay un cierto revuelo esta mañana. Muchos están ilusionados con este famoso sorteo y, la verdad, contagian esa ilusión a los demás. A ver si nos toca algo y nos cambia un poco la vida, aunque no creo que nos cambie demasiado. Y hablando de cambios, lo que sí he cambiado ha sido la foto de este mi blog. Con la nueva estación la he sustituido por otra con ropa de invierno, regalo de mis amigas, sabedoras de mis gustos un tanto hippies, y con el ordenador de casa. Esperemos, ya digo, que hoy podamos celebrar un nuevo cambio, aunque sea solo para un viajecito. Y si no, ¡Salud!... Suerte.

3 comentarios:

Belén dijo...

La verdad yo me conformaría con lo de la salud, porque como siempre tengo algo sería un gran regalo para mi. Pero ojalá nos tacase algo sobre todo para poder vivir más tranquilos y darle al a mis padres y a mi hermano que se acaba de ir a vivir con la novia y un viajecito para mi no estaría mal.
Suerte a todos.

Eusebio dijo...

Pues nada, tengo que seguir cuidando de mi salud. No me ha tocado nada. Y eso que entre las niñas que cantaban la lotería tenía a tres sobrinas-nietas (uf, suena fatal). Pero nada, ni así ha habido suerte. Y eso que cada año les digo que afinen la manita...

Amaya dijo...

Pues yo este año deseo solo salud. Sí salud para todos; en especial para una buena amiga que lo necesita y a la que le deseo mucha salud para el año entrante y todos los demás que han de venir.
Aún no he comprobado la lotería pero llevaba 3 décimos compartidos y nadie me ha telefoneado, así que no nos habrá tocado ni la pedrea. Pero no me puedo quejar: tengo salud, trabajo, una hipoteca que finaliza en menos de 10 años y moderada, vacaciones para recuperarme del stress causado por mis incansables alumnos, buenos amigos -pocos, pero son los mejores del mundo.
Así que no puedo -o mejor dicho- no debería pedir mucho más. Aunque ya mismo tengo que cambiar de coche; el que tengo tiene ya 11 ó 12 años; aunque hasta que no me dé algún problema serio, ni me lo planteo: me lleva y me trae a todos los sitios.
Bueno y no me enrollo màs. Solo desearos a todos unas Felices Fiestas Navideñas y una Feliz entrada de Año.