jueves, 11 de diciembre de 2008

Mi muela

No sé si les habrá pasado a ustedes (o si ya he comentado alguna vez en este mi blog) que hay épocas en las que no se sueña nada y otras en las que todas las noches sueñas algo, y cosas rarísimas. Pues yo estoy en la época de soñar ese tipo de cosas. Llevo unos días que me levanto casi sobresaltada creyéndome lo que parece que he vivido de verdad o he visto con mis propios ojos. Esta noche, por ejemplo, he soñado que lavándome los dientes se me cayó una muela pero no lograba encontrar el hueco que había dejado en la boca. Mi hermana intentaba "curarme" porque me dolía pero, ya digo, no dábamos con el hueco. Qué agobio. Me he despertado repasando con la lengua todos los dientes, a ver si faltaba algo...

1 comentario:

Belén dijo...

Ja,ja, que bueno. Es cierto, hay épocas que soñamos más que otras, bueno dicen que siempre soñamos pero que no nos acordamos porque no son cosas relevantes para nuestra mente. Solemos soñar cuando tenemos muchas cosas en la cabeza, bien por trabajo, problemas familiares o simplemente deseos e ilusiones que están dando vueltas en la cabeza. Yo soy de soñar mucho así que eso que te ha pasado esta noche me pasa muy a menudo y me levanto repasando que es cierto y que no. Unas veces me alivia que sea un sueño pero otras me tapo hasta la cabeza y cierro los ojos muy fuerte para seguir soñando. De ilusiones se vive.