viernes, 12 de diciembre de 2008

Las miguitas

Alguna que otra cafetería de Azuaga tiene la costumbre de servir cada viernes migas para el desayuno. Esto solo lo hacen en invierno, claro está. Yo nunca tomo migas para desayunar pero reconozco que el bar se llena de gente que no suele ir a diario únicamente para comer ese plato tan suculento. Y es que, desde luego, tienen muy buena pinta, con su torreznito, su ajo, su pimiento... No sé, quizá hoy pruebe cómo sientan las miguitas con un café antes de comenzar el día y el fin de semana.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Feliz fin de semana ya que seguro que tuviste un feliz reencuentro con tus padres.
Un besote.
María Antonia

Belén dijo...

ESpero que al final te animases a tomarte las migas, aunque solo sea por una vez. Empezar el día con un buen desayuno es lo mejor pero teniendo en cuenta que luego no te acuerdes toda la mañana del desayuno, yo las probaría una vez, pero mi estómago no me permitiría mucho esos desayunos.
Feliz fin de semana.

Amaya dijo...

Yo ni sabía que las migas se servían en el desayuno.
Las pocas veces que las he comido han sido en el almuerzo y en alguna venta.
Me imagino que este plato tan suculento y potente será algo más que un tentempié y te dará energía para toda una larga jornada de trabajo.
Así que buen provecho y disfrútalas, ya que nosotros no podemos hacerlo.
Quizás el viernes 19 de diciembre: día final de trimestre, me coma un platito de migas -como casi todos los años por estas fechas. Y es que nuestro colegio invita a todo el personal a la Venta del Túnel y podemos escoger entre " el arroz caldoso de los montes " y " el plato de migas ". Yo llevo varios años eligiendo la segunda opción.
Creo que es la única vez que como migas en el año. Esán riquísimas. Aquí las sirven con chorizo, naranja, huevos, rabanillos... ¡ Para chuparse los dedos !