jueves, 12 de marzo de 2009

Lo que hace la luz

Ustedes dirán que muchas de las entradas de este mi blog están dedicadas al tiempo, y no les falta razón. Pero hoy no hablaré del tiempo propiamente dicho sino de la luz. Qué maravilla levantarse, abrir la ventana y ver cómo ha amanecido del todo, o coger el coche y no tener que enceder las luces porque ya se ve de más y de sobra. Todo esto hace que, inconscientemente, vayas seleccionando otro tipo de ropa del armario, otros colores mucho más alegres como el naranja, el rosa, el amarillo, el blanco... ¿A que sí?

2 comentarios:

Belén dijo...

Si es cierto, ya apetece irse poniendo cosas más ligeritas y de otro tipo de telas y colores.
Ir dejando las bufandas, las botas y los jerseys de cuello alto para próximos inviernos y es que como ya dice el Corte Inglés, ya es Primavera, por lo menos por estos lares.

Amaya dijo...

Tenéis razón. No hay nada como empezar el día con claridad total. Y si encima llegas a casa y aún sigue siendo de día, mejor que mejor.
Y esto ya me está ocurriendo. Los días son más largos y psicológicamente parace cundirte más la jornada. Parece que te queda más tiempo para el ocio, para desconectar y descansar.
Y es que ya se aproxima la primavera y eso se nota. Aunque esperemos que no nos entre la astenia primaveral, sino que nuestros organismos absorban la energía del sol y estén más activos.