miércoles, 13 de mayo de 2009

Un nuevo bebé

Esta madrugada ha nacido el nieto de una prima mía. Se llama Raúl y por lo visto es redondito y muy bonito. Su abuela, mi prima, me ha llamado en cuanto he entrado en la biblioteca para decírmelo y por teléfono se notaba que se le caía la baba, como se suele decir. Y es que creo que muchos tienen razón cuando dicen que se disfruta más de los nietos y, por supuesto, también se les mima más. Estoy segura de que mi prima consentirá a Raúl muchas más cosas que a sus hijos ¿o no es verdad que con las abuelas hemos hecho lo que hemos querido?

2 comentarios:

Vanesa dijo...

Una vez escuchando una entrevista a Raphael en televisión le preguntaron por sus nietos, si cuando se quedara con ellos los iba a educar, dijo: el trabajo de los abuelos es consentirlos y maleducarlos, para educarlos están los padres. Supongo que esto mismo le pasará a tu prima, consentirá a su nieto y hará lo que no ha hecho con sus hijos. Enhorabuena por ese nacimiento. Besos.

Amaya dijo...

Como bien dice Vanessa, los abuelos están para mimar a los nietos, consentirles todo lo que quieran y hasta maleducarlos.
Este es también el papel de los titos y de las titas : Yo " tita Amaya" suelo consentir muchos caprichos a mis dos sobrinos; a veces los malcrío.
Pero es que la función de educarlos, la deben llevar a cabo los padres.
Así que abuelos y tíos : no os preocupéis si malcriáis un poco o un mucho a vuestros nietos y sobrinos.