jueves, 18 de junio de 2009

Bibliopiscina

Este verano queremos llevar la biblioteca a la piscina. No es que la vayamos a cerrar para trasladarnos al césped, no. Se trata de crear allí una especie de minibiblioteca para hacer que los bañistas lean al mismo tiempo que toman el sol, sobre todo los niños. Pues bien, pedimos libros mediante donación para cubrir esta bibliopiscina además de los que podamos llevar desde aquí y... ¡sorpresa! Nos han donado varios cuentos infantiles que son una maravilla. Los recibimos ayer y ya los estoy registrando y catalogando. Ojalá que a los niños, al ver tantos libros nuevos fuera de la biblio, les llame la atención y esta actividad sea un éxito...

2 comentarios:

Belén dijo...

Seguro que es un éxito y sobre todo los niños se llegarán a la bibliopiscina para husmear un poco y leeran un día un rato otro día otro, mientras descansan un poco de tanto salto a la piscina.
Y los mayores también pasaran a coger un libro para leer un rato mientras levantan la vista de vez en cuando para vigilar a los niños.
¿Qué mejor placer que leer en la piscina bajo una sombra mientras se escucha las risas de los niños de fondo? Me parece una idea fantástica y más aún saber que son libros donados que están deseando ser leidos por otras personas nuevas.

El hombre invisible dijo...

Nosotros queremos ser más radicales, además de más vagos: Queremos llevar la piscina a la biblioteca. Así no tenemos que trasladarnos y trabajamos más fresquitos (algo normal, ya que somos unos frescos por naturaleza).

Veremos al final cuál de las dos opciones resulta mejor ;-)