jueves, 30 de septiembre de 2010

El coche de san Fernando

Hoy no tengo coche para venir a trabajar así que he tenido que utilizar el coche de san Fernando. Es casi un delito coger el coche en un pueblo donde todo está cerca y más aún cuando se tiene el trabajo a menos de tres minutos, pero cuando nos acostumbramos a él es difícil ir a cualquier sitio andando. He llegado a la biblio agotada por la falta de costumbre pero, eso sí, ya casi no necesito el café para despejarme...

2 comentarios:

El hombre invisible dijo...

caminante no hay camino...

;-)

Eusebio dijo...

Yo aquí en San Fernando (de Henares) también cojo el coche de San Fernando, tengo el trabajo a 5 minutos de casa. Un lujo muy sano.

Abrazos, Conchi.