viernes, 25 de enero de 2008

Conocimiento, ilusión y tesón

Ayer no pude escribir nada en este blog. Casi no me dio tiempo ni de abrir el correo electrónico. Pero hoy, aunque sea tarde, sí que escribiré cuál ha sido la chispa de esta mañana. Ya ha terminado el curso de Badajoz y he vuelto a casa (como el spot navideño), y desayunando con algunos de los oyentes de ese curso he oído el siguiente comentario: "De este curso me llevo conocimiento, ilusión y tesón". Estas tres palabras resumían lo que esta persona ha aprendido en casi cinco días intensivos que, a pesar de la tensión que produce hablar en público, han merecido la pena, no sólo para alumnos sino para quien lo imparte. Toda una satisfacción.

1 comentario:

Amaya dijo...

Como bien has dicho, esas tres palabras : conocimiento, ilusión y tesón,resumen perfectamente las inquietudes que deben mostrar no solo el que aprende, sino también el que enseña.
Anima mucho a un profesor, el saber que está transmitiendo a sus
alumnos conocimientos,y que estos los absorben con ilusión y muestran tesón, esfuerzo en el proceso de aprendizaje y ante el trabajo .
No menos importante es que el profesor posea conocimiento, grandes dosis de ilusión y sea tenaz en su empeño de enseñar.
Las tres palabras son claves en
en esa relación bidireccional: enseñanza-aprendizaje. El que enseña aprende y el que aprende enseña. Y todos felices.