sábado, 26 de enero de 2008

Deseando terminar para empezar

Esta mañana me he levantado pensando que hoy debo terminar el libro de Tiziano Terzani que me estoy leyendo (y que no tiene desperdicio) para empezar con otro que me está esperando en la estantería. Este último se titula Firmin y parece que tiene muy buena pinta. Muchas personas leen dos o más libros a la vez y reconozco que yo lo he hecho en alguna ocasión pero he comprobado que (por lo menos en mi caso) se disfruta mucho más leyendo uno por uno, metiéndote totalmente en su argumento, en la piel de sus personajes y, cuando ya estás a punto de terminarlo, te entra ese gusanillo impaciente de querer comenzar a leer otro libro nuevo, ¿no creen que es así?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, he leido Firmin, de San Savage, y es encontador.
Si, soy de tu opinión leer uno a uno, aunque alguna que otra vez, he tenido mas de un a la vez.
saludos.
Diego Santos.

Amaya dijo...

Para mí también es muy difícil empezar una nueva historia sin haber terminado de desvelar los entresijos de la que tengo empezada anteriormente. Casi nunca he conseguido llevar 2 libros a la vez.
Eso sí, me ocurre que me quedo varias noches durmiendo muy pocas horas porque quiero, no solo terminar la historia que estoy a punto de finalizar, sino porque me está aguardando alguna otra novela en la mesita de noche o en la estantería.
Hace unos diez días que terminé "Marina " de Carlos Ruiz Zafón. Ahora estoy a punto de terminar "Sin vuelta atrás " de Jordi Sierra i Fabra ( es una novelita juvenil que se están leyendo mis alumnos de 3º de ESO, sobre el bullying" en los institutos).
Sin embargo, ayer empecé a leerme un libro de César Vidal titulado "El talón de Aquiles". Y aunque -como dije- me resulta complicado leer 2 libros a la vez, este caso es diferente porque no se trata de 2 novelas;sino que el libro de César Vidal es un libro tipo ensayo sobre personajes históricos o figuras relevantes en la historia, ya sean reyes, escritores,políticos...
Así que se puede empezar por cualquier "capítulo", aunque sigue una estructuración cronológica.
Yo empecé por leer sobre Òscar Wilde y seguí con Juana La Loca.
Pero coincido contigo: prefiero cerrar un libro habiéndolo leído entero antes de abrir otro, aunque me coma la impaciencia.