miércoles, 19 de marzo de 2008

Merecidas vacaciones

Hoy es el último día de trabajo para muchos y por fin comienzan las necesarias y merecidas vacaciones. Aquí, en Azuaga, también es fiesta el lunes así que tenemos cinco días por delante sin horarios y sin estrés. La verdad es que debería quedarme en casa y poner orden en algunas cosas que se van acumulando día tras día o hacer algún que otro arreglo. Pero no. Saldré de Azuaga y, como todos, intentaré descansar, dormir, pasear, leer...

3 comentarios:

valle dijo...

Di que si, que son merecidísimas.
Espero que las disfrutes y te llenes de más fuerza aún para cuando vuelvas.
Yo ya llevo cinco días de vacaciones, pero estoy más cansada que cuando estoy trabajando. No paro ni un momento, pero merece la pena.
Besos y que pases unas vacaciones muy provechosas.

El hombre invisible dijo...

Más que merecidas en tu caso. No sé cómo puedes estar en tantas cosas y no saturarte. Yo es que soy de una sola cosa en cada momento. Y así me va. Bueno, si quieres ver lo que haré el viernes, pásate por el blog del señor invisible:

http://diariodelhombreinvisible.blogspot.com/

Amaya dijo...

Que disfrutes de las vacaciones.
Relájate, descansa y disfruta de la familia, de los amigos, de la lectura... de todo lo que te apetezca.
Yo llevo varios días de vacaciones y eso sí... me he llevado los exámenes a San Sebastián y allí en los ratos libres de las mañanas y alguna noche los he corregido casi todos. Aunque hoy los he terminado aquí en casa. Para que luego diagan que los profes tenemos muchas vacaciones.
Bueno, ya estoy en casa y podré comentar tus blogs. Aunque han venido conmigo una prima y una amiga así que tendré que salir al cine, a las procesiones, a algún tapeo especial, a hacer un poco de turismo por los pueblos de los alrededores, y lo que nos dé tiempo.
Aún me quedan por corregir los trabajos de literatura ( unos 65) y hacer las medias.
Así que aprovecharé mientras ellas van a la playa para adelantar las correcciones.
Lo dicho, desconecta y descansa. Recarga las pilas y a disfrutar de ese tan merecido descanso.