viernes, 8 de agosto de 2008

Al mando de los mandos

Dirán que soy una pesada con esto del calor y las altas temperaturas en la biblioteca pero es que justo ayer terminaron de instalar el aire acondicionado y es no sólo una novedad para mí sino para mis jovencitos, que vendrán a estudiar más "contentos". Ahora me encargo yo de los tres mandos a distancia de los tres aparatos que han puesto (creo que me tendré que comprar una especie de consola para estos mandos) y esta mañana, en cuanto he entrado en la biblioteca, he puesto en marcha dos de ellos. Como los niños pequeños cuando les dan un juguete nuevo, así estoy yo, encendiendo y apagando el aparato, subiendo la temperatura, bajándola... Bueno, lo que espero ahora es que no haya peleas entre esta juventud, que unos tengan más frío que otros y vengan a quejarse a la "dueña" de los mandos... Y es que, eso sí, la mejor animación a la lectura de este verano en esta biblioteca va a ser, cómo no, el aire acondicionado.

7 comentarios:

valle dijo...

Vaya, vaya. Reconozco que fui una incrédula y pensé que lo del aire acondicionado no lo íbais a disfrutar y que todo se quedaría como una "promesa", pero veo que me equivoqué. Me alegro de que, al menos, lo puedas disfrutar durante unos dias. Se harán más llevaderas las horas de estudio para los chicos que visitan estos días la biblio y no te preocupes que seguro que no habrá peleas por la temperatura porque la juventud se adapta a todo y buscarán el asiento adecuado para que el aire no les moleste a la hora de concentrarse.
Y a tí te imagino jugueteando con los mandos. jaja. Es normal ante tal "novedad".
Y ahora, a disfrutarlo.
Besitos.

Belén dijo...

Valle tiene razón, normalmente a los jóvenes cuanto más fuerte el aire mejor. No pasán frio tienen la temperatura corporal alta.
La verdad es que si no fuese por el aire acondicionado en el trabajo lo hubiese pasado fatal, ásí que imagino lo que habrás pasado tu y con la ilusión que tendras ahora en tus manos tres mandos. Recuerda que quien tiene el mando tiene el poder.
Bueno, yo hoy me voy de vacaciones y como en casa no tengo conexión de internet pues estaré un poco apartada del blog. Así que os mando a todos un beso y felices vacaciones a todos. Y a los que las cojan después ánimo que después cuando todo el mundo curra y uno se va de vacaciones da más gustito.

Vanesa dijo...

¡¡Ehorabuena Conchi!! Menos mal que han sido "rápidos" porque todavía queda mucho veranoy estudiar con calor es horrible, yo prefiero estar fresquita ya que así no me entra modorra. Ten cuidado con los mandos vaya que los despistes por algún sitio, te recomiendo que les busques un emplazamiento pronto.
¡Buen verano Belén! Ya nos veremos por aquí a la vuelta de tus vacaciones. Yo en un rato salgo a Estepona.

Conchi Jiménez dijo...

No te preocupes, Valle, yo tampoco creía que iba a ser tan rápido. Y bueno, como he hablado contigo ya sabes a qué "juego" con los mandos.

Belén, echaré de menos tus comentarios. Pero bueno, cuando yo me tome vacaciones, y viendo que todo el mundo está descansando, también dejaré "descansar" un poco a este mi blog.

Gracias, Vanesa, por tu enhorabuena. Viviendo como vivo a poco más de 100 km de Córdoba (con esas temperaturas) sabrás muy bien lo que supone tener aire acondicionado en el trabajo.

Vanesa dijo...

Gracias Conchi, lo sabes perfectamente lo necesario que es el aire acondicionado. Cuando yo estaba en la biblioteca de Filosofía y letras era horroroso estar sin él. El techo de la sala es de cristal (el arquitecto era nórdico seguro) así que imagina, era un invernadero. Aunque siempre teníamos los mismos problemas, la persona que es friolera, el que no le gusta el aire acondicionado, etc. Intentaba solucionarlo diciéndoles que se trajeran una rebequita y que tenían que ser solidarios con el resto, y eso que yo era la becaria jaja.
Aquí por suerte hoy ha resfrescado un poco, el otro día llegamos a los 48º y no podíamos ni dormir. Espero que la biblioteca se vuelva a llenar de usuarios para sacarle el jugo al tan esperado aire acondicionado.

Amaya dijo...

¡Qué rabia ! Acababa de escribir una parrafada larguísima y no se ha grabado. Así que abreviaré hoy: enhorabuena por lo del aire acondicionado; yo ahora mismo estoy sudando como un pollo. Y deciros que mi viaje por Dinamarca y Noruega ha sido una experiencia inolvidable. El paisaje; los lagos, fiordos, glaciares contemplados han sido un verdadero espectáculo para los sentidos. Un besazo a todos y a Raúl y a Belén, que disfruten de sus tan merecidas vacaciones.

Conchi Jiménez dijo...

¡Hola Amaya! ¡Qué bien tener noticias tuyas de nuevo! Ya nos contarás cosas más concretas de tu viaje, ¿vale? Se te echa de menos en los blogs así que ya irás diciéndonos qué has visto, cómo has estado, etc.

Besos.