jueves, 6 de noviembre de 2008

Nueva forma de dar los buenos días

A veces parece que algunas casualidades se producen con más frecuencia que otras. Es el caso del caso de esta mañana. Cuando me he bajado del coche para venir a trabajar he visto a una señora que saludaba a voces a una chica. Este ha sido el diálogo:

- ¡Buenos días, bicha! ¡Qué bichita estás hecha!
- ¡Buenos días, hija de tu santa madre!
- ¡Vete a tomar por culo!
- ¡Vete tu más lejos!

Al oír esta conversación iba riéndome a recoger las llaves de la biblio y cuando he llegado a la casa de la cultura me he encontrado con que han hecho el cambio de señoras de la limpieza. Una de ellas, al verme, me ha saludado diciéndome: ¡Hola Conchi! ¡Hija puta, estás siempre igual! Vaya, que se ve que los saludos mañaneros han cambiado y ahora hacen referencia a las madres. Y yo sin enterarme...

5 comentarios:

Eusebio dijo...

¡¡Jajajajajajajajajjajajajajajajjajjajajajjajajajja... ... !!

Eso es muy del sur. Te iba a saludar así, pero al final me ha dado un poco de reparo...

Belén dijo...

Depende como y quién te lo diga te puede sentar bien o muy mal. En fin.. está visto que el ¡hola buenos días! se está perdiendo y es que ya hasta para saludarnos soltamos tacos, parece que siempre estamos malhumorados. Yo como Eusebio me ha dado cosa decirte alguna cosa de esas tan bonitas.
Por eso prefiero decirte
Adiós arriscá

Mª Luisa dijo...

Es que eso se da mucho en Azuaga . Cuando de pequeña iba con mi padre y él veía a algún conocido en la otra acera o en la otra punta de la plaza del Cristo, él empezaba a gritar: ¡Cogerlo, cogerlo, que no se escape! Cuando estaba en una punta de la barriada con mi madre, se escuchaba bien fuerte desde la otra: ¡Ehhhh! Y ahora que estoy en Madrid, cuando hablamos por teléfono a veces les tengo que decir que no griten tanto. Pero cuando voy allí yo también "grito" en vez de hablar.

Amaya dijo...

Pues no es solo una costumbre extremeña sino también andaluza, ya que por aquí por el sur también se oye decir a voces ese tipo de saludos,y si no fuera porque ambos interlocutores están muertos de risa, se diría que se odian a muerte o se van a matar vivos.

Es increíble, pero no sé si esta misma mañana a las 7.55 o ayer, mientras desayunaba en el colegio, mantuve una conversaciòn sobre este tema con una compañera de trabajo y le aseguraba que en el norte, en el
País Vasco, nadie se atrevería saludarte 'cagándose en la madre que te parió ' o llamándote " hijo de puchi y otros improperios similares.
Pero en el sur, cuanta más confianza hay,más grosero es el saludo; mayores son los tacos. Pero la verdad: en muchos caso se hace con mucha gracia y salero, y se sabe que más que un insulto, es una señal de cariño.
"Buenas noches...."

Anónimo dijo...

opino como tu! muy buen sitio
nursing scholarships