lunes, 23 de febrero de 2009

Regalo

Desde hace bastante tiempo tengo pendiente hacerle un regalo a una persona de mi entorno. Este fin de semana lo he comprado y hoy se lo daré. Creo que le gustará mucho puesto que es algo de su estilo, pero no sé a quién le hará más ilusión, si a esa persona por recibirlo o a mí por entregárselo y ver su cara de felicidad, aunque solo sea por unos segundos.

3 comentarios:

Raúl Cremades dijo...

El arte de regalar no es fácil, pero cuando se da en el clavo produce una satisfacción muy especial. Seguro que habrás acertado.

Amaya dijo...

A mí la verdad que me produce más placer hacer un regalo que recibirlo.
Aunque cuando alguien acierta con el presente, también hace mucha ilusión: pensar que esa persona se ha preocupado en buscar algo apropiado para ti y que te agrade enormemente.
La verdad es una satisfacción poder regalar algo a personas que aprecias de verdad, y también recibir regalos de verdaderos amigos y de seres queridos.

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

De acuerdo en todo con Raúl y Amaya.A mi también me gusta más regalar,aunque no puedo negar que me da un subidón enorme cuando alguien se acuerda de mi. Desde luego me quedo con el hecho, el objeto es lo de menos. Un placer,como siempre,caminar por tu rinconcito. Por cierto, hablando de regalos, te dejo uno en forma de versos,envuelto en papel de mi blog. Un abrazo